La voz del alma.

Resulta que hay verdades que te tocan el alma, esos instantes que te ocurre algo así, una especie de fuerza eléctrica recorre tu cuerpo y te hace sentir ese algo que significa algo, pero que a veces no sabes que, la mente desorientada no sabe qué, pero el alma reconoce las cosas enseguida. Por eso quizás la compañía de según qué persona te transmite eso que la mente no sabe qué, pero que de nuevo el alma si sabe. Por eso quizás, algunas frases te hacen sentir eso que tu mente de nuevo no sabe explicar, pero que tu alma siempre reconoce.

La mente desentrenada se pierde constantemente mientras el alma trata de comunicarse con ella, se pierde encontrando explicaciones superficiales porque lamentablemente hemos sido educados para escuchar la mente, anulando así el corazón. Estamos tan metidos en la mente que solemos rechazar las infinitas oportunidades que tenemos de amar, para simplemente ser atrapados por absurdos conceptos que nos alejan de nuestra esencia, por lo tanto de las demás personas y de la naturaleza.

A veces la palabra amor se me antoja injusta, demasiado terrenal, un concepto que la mente, en su obsesión de explicarlo todo para quedarse tranquila, puede llevar de nuevo a la confusión, porque de nuevo tratará de encontrar una explicación que muy seguramente no alcance a comprender. El amor es la luz con la que brilla el alma, trasciende el cuerpo, es una fuerza que envuelve tu Ser y llega a tu sentir, invitándote a seguir adelante con eso profundo que estás sintiendo por algo o alguien. Es algo tan bello que pienso que es lo único que te puede hacer llorar de alegría.

El amor ilumina tu camino, aclara tu mente, te abraza intensamente cuando lo sientes y vela por ti cuando le das la espalda, es lo único capaz de atravesar el infierno sintiendo compasión por los horrores que ve, compasión por lo que otros no ven o no quieren ver, y compasión por ti, cuando tu mismo eres quien te pierdes entre tanto jaleo. Solo la mente se rinde ante tanta confusión y se mete en arenas pantanosas, mientras el alma, que es la puerta del amor que hay en ti, siempre  estará esperando que vuelvas a escucharla, no exige como la mente, simplemente es y está, iluminándote cada vez que posas tu atención sobre ella.

Me gustaría acabar este artículo pidiendo perdón por tratar de, con mi limitada mente, atreverme a explicar algo que escapa tan de largo nuestra comprensión, porque sinceramente pienso que no se trata de comprender, sino de lograr expresar esa luz en nuestro Ser para explorar nuevos horizontes juntos y que juntos construyamos un mundo donde tu puedas ser tu sin que yo deje de ser yo, para que de alguna manera el amor sea la voz de la mente y no la mente la voz del amor, y para que de alguna manera nos empecemos a tocar el alma, en lugar de competir por la razón.

Gracias y un fuerte abrazo a todos.

Anuncios

One thought on “La voz del alma.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s